Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies | Aceptar
5 Consejos para elegir la Mampara de Ducha

¿Piensas renovar tu Cuarto de Baño? ¿Te asaltan las dudas sobre qué Mampara de Ducha escoger? Si es tu caso, este artículo te resultará útil, pues no hay nada mejor que empezar por el principio. Así, la puerta y la mampara se eligen en función del plato y la ducha, ya sea ésta en ángulo, contra una bañera o una pared. El fin no es otro que optimizar el espacio a partir de un elemento que, además de funcional, resulta, de veras, decorativo. Por ello, te ofrecemos cinco valiosos consejos a tener en cuenta a la hora de decantarte por la mejor opción. 

1. ESTUDIA EL ESPACIO
Para ello, puedes empezar por agruparlas en tres grandes grupos: frontales, semicirculares y angulares, según el caso. A partir de ahí, puedes optar por diferentes modelos con puerta corredera, abatible, en forma de acordeón o basculantes.

2. CALIDAD Y DURACIÓN
No en vano, es una opción que disfrutarás durante mucho tiempo, de manera que debe adaptarse perfectamente a tus necesidades. Así, puedes decantarte por el acristalado acrílico, más ligero y económico. Otra posibilidad es el cristal templado que ofrece una mayor garantía de seguridad. Y, con respecto al presupuesto, deberás considerar igualmente el coste que supone la instalación. ¡Todo suma!

3. MEDIR ES LO PRIMERO
La medición es fundamental para evitar errores que supongan una posterior pérdida de tiempo y de dinero. Por ello, te aconsejamos elaborar un plano de la estancia que refleje todos los detalles a tener en cuenta. A partir de ahí, te conviene saber que existen mamparas personalizadas, mientras que los modelos estándar oscilan entre los 60 y 140 cm de largo. Sobre la altura, que es igualmente importante, no tiene por qué alcanzar la altura del techo, ya que se recomienda no superar los 210 cm de alto. 

4. EVITA LAS SALPICADURAS
¿Cómo? Llévate a casa una mampara que mida, al menos, 190 centímetros de alto para que no se escape el agua. De hecho, ésta es su principal función: evitar que tu casa se convierta en una especie de piscina infantil o, aún peor, en una peligrosa pista de patinaje, ya que multitud de accidentes domésticos se producen en el aseo. ¡Ojo al dato! Y, por si fuera poco, resultan más cómodas e higiénicas que una cortina de ducha, al tiempo que protegen a tu familia del vapor de agua que se libera habitualmente en el interior del lavabo.

5. SIGUE AL FABRICANTE
Hazlo como si de un libro sagrado se tratase. Y, como colofón, te obsequiamos con unos truquillos de mantenimiento. A tal efecto, no hay nada como una limpieza regular. Se recomienda pasar una espátula de goma después de cada uso con el objetivo de reducir las marcas de cal, aunque también hay limpiadores específicos y, por supuesto, cristales especiales que repelen la suciedad. Algo inevitable, por otra parte, que combatirás de miedo con los consejos de la abuela: aplica vinagre y rasca. En cualquier caso, pon especial atención a perfiles y juntas. 

Así las cosas, en Cerámicas Besaya, tu Tienda de Decoración de Torrelavega, estaremos encantados de asesorarte sin ningún compromiso. ¡Tan sólo visítanos!